martes, 21 de septiembre de 2010

Estilo de aprendizaje

Estilos de aprendizaje


Definición de Estilos de Aprendizaje:
“Es el modo personal en que la información se procesa. Tiende a centrarse en las fortalezas de la persona y no en sus debilidades. No existe correcto o incorrecto estilo de aprendizaje. Ningún modo de aprender es mejor que otro y que la clave para un aprendizaje efectivo es ser competente en cada modo cuando se requiera”.
“Son rasgos cognitivos, afectivos y fisiológicos, que sirven como indicadores relativamente estables, de cómo los aprendices perciben, interaccionan y responden a un ambiente de aprendizaje”.
“Es el conjunto de hábitos, formas o estilos de cada persona para actuar o pensar en cada situación”.
“Se caracterizan según la utilización más o menos frecuente de un cierto conjunto de estrategias. Un mismo individuo puede aplicar distintas estrategias, pertenecientes teóricamente a distintos estilos de aprendizaje, si se ve frente a tareas o experiencias distintas”.


¿ Qué ventajas nos ofrece conocer y potenciar los estilos de aprendizaje de nuestros alumnos?
Cada persona adoptará su propio estilo de aprendizaje, con lo que es posible afirmar que existen diversos estilos de aprendizaje. De esta forma, los profesores encontramos una serie de características a considerar en nuestro diario desempeño: “Los estilos de aprendizaje no son inamovibles, son relativamente estables, es decir, que pueden cambiar. Los alumnos conforme avanzan en su proceso de aprendizaje descubren mejores formas o modos de aprender, por lo tanto, van a variar su estilo, además dependerá de las circunstancias, contextos y tiempos de aprendizaje que tengan que enfrentar. Diferenciándolos, se puede utilizar un estilo u otro según lo requiera la situación donde se tenga que aplicar. El estudiante, con la orientación del profesor, aprende a descubrir cuáles son los rasgos que perfilan su propio estilo y, a la vez, identifica cuáles de esos rasgos debe utilizar en cada situación de aprendizaje para obtener mejores resultados”.
“ Los alumnos aprenden con más efectividad cuando se les enseña con sus estilos de aprendizaje predominante. Es decir, que todos los maestros debemos conocer cuáles son los estilos de aprendizaje de cada alumno y del grupo en general para que, a partir de ellos, podamos desarrollar sesiones de aprendizaje eficaces y que conduzcan al logro de aprendizajes en cada uno de ellos”.


¿Qué aspectos de un método de enseñanza pueden favorecer el aprendizaje cuando se tiene preferencia alto o muy alta en un determinado estilo?
Un profesor no puede aplicar “recetas universales”, debe considerar las variables personales de los estudiantes, la asignatura que se estudia, el contexto específico -con un criterio de temporalidad y situación particular-. Esta personalización nos permite ofrecer una lista de sugerencias prácticas, sabiendo que no todas esas observaciones son útiles para todos los alumnos, pero sí muchas para algunos de ellos.


Dos propuestas cercanas:
Los modelos de aprendizaje constituyen representaciones de un tipo particular del proceso de aprendizaje (Legendre, 1993) entonces que las tipologías del estilo de aprendizaje reenvían, por su parte, a maneras de nominar y de clasificar ciertos números de modos de funcionamiento preferencial en relación con el aprendizaje. De todas las tipologías del estilo de aprendizaje, raras son las que se fundan sobre un modelo de aprendizaje. Las mas conocidas son de Kolb (1976,1984) y de Honey y Mumford 1986, 1992). Por estos dos casos, el modelo de aprendizaje experiencial de Kolb (1984) sirvió de cuadro de referencia a su formulación. Estas tipologias del estilo de aprendizaje dieron lugar cada una a la construcción de una herramienta de medida diferente: el Learning Style Inventory (LSI) para Kolb (1976, 1985) y el Learning Style Questionnaire (LSQ) para Honey yMumford (1992). El LSI, que es actualmente más utilizado por los educadores, presenta problemas psicométricos que, de la opinión de algunos, (Certo y Lamb, 1979; Geller, 1979; Lamb y Certo 1978) ponen en duda la pertinencia de su utilización. Al contrario, el LSQ parece ofrecer una alternativa interesante a los educadores en educación post-secundaria (1) (Lovie-Kitchin, Coonan, Sanderson y Thompson, 1989). Fue traducido y adaptado en francés por Fortin, Chevrier y Amyot (1997). En lo que sigue, tentaremos de mostrar en primer lugar las ventajas de usar el LSQ. Después de haber explicado la tipología de los estilos de aprendizaje de Kolb y dar un informe de la crítica de la cual es el objeto, presentaremos la de Honey y Mumford también las cualidades psicométricas de la herramienta que es resultante, es decir el LSQ. En un segundo tiempo, trataremos la utilización del LSQ: la presentación del cuestionario, el establecimiento del perfil de aprendizaje y de la utilización de los resultados.


La tipología de los estilos de aprendizaje de David Kolb
La tipología de los estilos de aprendizaje de Kolb (1984) se funde sobre su modelo de aprendizaje experiencial. El ciclo de aprendizaje experiencial comporta cuatro fases: la experiencia concreta, la observación reflexiva, la conceptualización abstracta y la experimentación activa. Cada fase implica un modo diferente de experiencia de la realidad: el modo concreto para la experiencia concreta; el modo de reflexión para la observación reflexiva; el modo abstracto para la conceptualización abstracta; y el modo acción para la experimentación activa. Los cuatro modos se agrupan según dos dimensiones, concreto/abstracto y acción/reflexión, cada dimensión subraya una tensión, una oposición entre dos modos: la inmersión en la experiencia concreta por oposición a la conceptualización; la reflexión sobre la experimentación activa. Kolb (1984) postula que los individuos, por culpa de diferentes factores como las experiencias pasadas y las demandas del ambiente, privilegian uno de los dos modos de cada dimensión y así desarrollar un estilo de aprendizaje.
La tipologia de Kolb (1984) cuenta cuatro estilos de aprendizaje: los estilos convergentes, divergentes, asimiladores y acomodadores. Estos estilos salieron de diversas combinaciones posibles según el modo dominante sobre cada dimensión. Según Kolb (1984), la persona del estilo convergente, privilegia la conceptualidad abstracta y la experimentación activa, controla sus emociones y se da sobre todo a labores técnicas o a la resolución del problema más que a la investigación de contactos interpersonales. La persona del estilo divergente, privilegia la experiencia concreta y la observación reflexiva, manifiesta un interés para el prójimo y es capaz de ver fácilmente las cosas de diversas perspectivas. La persona del estilo asimilador, que privilegia la conceptualidad abstracta y la observación reflexiva, es portada mas hacia las ideas y los conceptos; busca crear modelos y valorizar la coherencia. La persona del estilo acomodador, que privilegia la experiencia concreta y la experimentación activa, le gusta ejecutar cosas e implicarse en experiencias nuevas; procede por pruebas y errores para resolver problemas y su gusto al riesgo es elevado.
Para fundar la existencia de las dimensiones opuestas sobre las líneas concreta/ abstracta, y acción / reflexión, Kolb (1984) se apoya sobre investigaciones y sobre correlaciones negativas obtenidas a partir del LSI. Entre estas investigaciones, cita la de Flavell (1963) y Bruner (1966) según los cuales la línea concreta/abstracta constituye la dimensión primaria sobre la cual descansa la creciente cognitiva y el aprendizaje. Para apoyar lo dialéctico de la dimensión acción / reflexión, Kolb (1984) menciona dos estudios hechos a cerca de los niños, la de Kagan, Rosman, Day, Alpert y Phillips (1964) y la de Singer (1968). La investigación de Singer (1968) enseña que los niños que son interiormente capaces de fantasías están en medida de inhibir la acción mas tiempo que los que son menos capaces. Cuanto al estudio de Kagan y al. (1964), hace ver como los estudiantes que tienen una orientación muy activa en relación a la enseñanza inhibe la reflexión. Las correlaciones negativas obtenidas entre dos dimensiones del LSI vienen, según el autor, reforzar la noción de polaridad opuesta.
Esta concepción del estilo de aprendizaje fue el objeto de varias críticas. Para mejor entenderlos, importa primero mejor conocer el LSI y el proceder surgido para determinar el estilo. El LSI contiene nueve grupos de cuatro palabras. Para cada conjunto de palabras, el contestador asigna una ponderación diferente de 1 a 4. La cota 4 es reservada a la palabra que designa mejor la manera habitual de aprender y la cota 1 a la que caracteriza menos la manera habitual de aprender. De estos nueve grupos de palabras, seis son retenidos en la compilación de los resultados; los otros tres no son retenidos. Para determinar el modo dominante sobre una línea, Kolb calcula la diferencia entre los resultados obtenidos sobre cada uno de los modos. Este procedimiento permite así de llegar a determinar el modo dominante sobre cada dimensión y también el estilo de aprendizaje correspondiente a la combinación de dos modos dominantes.
La teoría de las dimensiones bipolares así como la fidelidad misma de la herramienta son puestas en duda por las investigaciones de Lamb y Certo (1978), Freedman y Stumpf (1978), Certo y Lamb (1979) y Geller (1979). Según Lamb y Certo (1978), el LSI es construido de manera a apoyar artificialmente la teoría de Kolb. Utilizando los mismos ítems del cuestionario sobre una escala Likert en siete puntos, obtiene correlaciones positivas. Al igual, Freedman y Stumpf (1978), precediendo a una análisis factorial, constatando que los dos factores bipolares cuentan nada mas por el 20.6% de la variancia total. El LSI es considerado por Freedman y Stumpf (1978) como un instrumento muy volátil: el nivel de fidelidad mediana de las escalas es de 0,54. Kolb (1985) intento oponer las críticas elaborando una versión ameliorada del cuestionario, el LSI-II. Las investigaciones hechas con el LSI-II enseñan que los cuatro modos de aprendizaje son construidos independientemente en vez de ser unidos sobre dos dimensiones bipolares Ruble y Stout, 1990; Cornwell, Manfredo y Dunlap, 1991; Cornwell y Manfredo, 1994). En conclusión, los datos dados por la investigación elevan serias dudas sobre la noción de dos dimensiones bipolares. Además, le tipología de los estilos de aprendizaje de Honey y Mumford parece una alternativa interesante.


La tipologia de los estilos de aprendizaje de Honey y Mumford
Honey y Mumford (1986) retienen de Kolb (1984) la idea de un modelo de aprendizaje experiencial en cuatro fases que llaman: la experiencia, el regreso sobre la experiencia, la formulación de conclusiones y la planificación. Según ellos, cada una de las fases comporta conductas y actitudes propias y es importante para completar con éxito el proceso mismo del aprendizaje. Entonces, la mayoría de las personas, a través de los logros y los fracasos de sus conductas en sus tentativas de aprender, desarrolla preferencias que los haces « amar » particularmente ciertas fases del proceso.
En la medida donde estas fases son privilegiadas por individuos, definen cuatro estilos de aprendizaje, que corresponde cada una a “una descripción de las actitudes y conductas que determinan una manera de aprender preferida por un individuo” (Honey y Mumford, 1992, p. 1). Haciéndose, Honey y Mumford (1992) postulan la existencia de cuatro dimensiones unipolares, en vez de dos dimensiones bipolares como lo hace Kolb (1984). Esta importante diferencia entre Kolb (1984) y Honey y Mumford (1992) en su manera de concebir los estilos de aprendizaje podria explicar en parte la fragilidad de las correlaciones obtenida por Goldstein y Bokoros (1992) entre los resultados al Learning Style Inventory (LSI) de Kolb, primera (Kolb, 1976) y la segunda version (Kolb, 1985), y los del Learning Style Questionnaire (LSQ) de Honey y Mumford (1992). Esta manera de concebir los estilos de aprendizaje según dimensiones unipolares relacionadas a las fases del proceso de aprendizaje no son unico a Honey et Mumford (1992) porque tambien es preconizada por David Hunt (Abbey, Hunt y Weiser, 1985; Hunt, 1987).
Los cuatro estilos de aprendizaje según Honey y Mumford (1992) son el estilo activo, el estilo reflexivo, el estilo teórico y el estilo pragmático. El estilo activo describe el comportamiento de la persona que privilegia las actitudes y las conductas propias a la fase de experiencia; el estilo reflexivo, la de la fase del regreso sobre la experiencia; el estilo teórico, la de la fase de formulación de conclusiones; y el estilo pragmático, la de la fase de planificación. Enseguida encontraremos la descripción que da Honey y Mumford (1992) de cada uno de los estilos de aprendizaje en términos de actitudes y de comportamientos que son propios a cada fase del ciclo de aprendizaje y que pueden ser el objeto de una preferencia marcada por personas. Aquí esta el resumen.




ESTILO DE APRENDIZAJE DESCRIPCION SE DESTACA POR CARACTERISTICAS
Activo Busca experiencias nuevas, son de mente abierta, nada escépticos y acometen con entusiasmo las tareas nuevas. Piensan que hay que intentarlo todo por lo menos una vez. En cuanto desciende la excitación de una novedad comienzan a buscar la próxima. Se crecen ante los desafíos que suponen nuevas experiencias, y se aburren con los largos plazos. Son personas muy de grupo que se involucran en los asuntos de los demás y centran a su alrededor todas las actividades. Animador

Improvisador

Descubridor

Arriesgado

Espontáneo Se caracteriza por el gusto en implicarse concretamente en una experiencia, de prolongar en la actividad « aquí y ahora ». Este gusto es particularmente estimulado cuando la experiencia comporta un elemento de novedad o de desafió y que hay la posibilidad de jugar un rol activo en interacción con las otras personas. El estilo activo es marcado por el gusto en comprometerse con las personas, de confrontar sus ideas a las suyas y de relevar desafíos o resolver problemas en equipos. Se caracteriza también por la preferencia de invención de ideas en falta de contradicciones de estructura o de normas.
Reflexivo Antepone la reflexión a la acción observa con detenimiento las distintas experiencias. Le gusta considerar las experiencias y observarlas desde diferentes perspectivas. Recogen datos, analizándolos con detenimiento antes de llegar a alguna conclusión. Son prudentes les gusta considerar todas las alternativas posibles antes de realizar un movimiento. Disfrutan observando la actuación de los demás, escuchan a los demás y no intervienen hasta que no se han adueñado de la situación. Crean a su alrededor un aire ligeramente distante y condescendiente. Ponderado

Concienzudo

Receptivo

Analítico

Exhaustivo Se caracteriza por la importancia del retroceso y de la distancia tomado en relación a las personas y a las cosas. Es marcado por la prudencia y la reflexión profundizada antes de tomar una decisión y de actuar. La observación, el escucha, la acumulación exhaustiva de datos antes de dar una opinión pareciendo esencial. Regresar sobre los eventos y revisar lo que se produjo son conductas importantes. Se caracteriza también por el deseo de tomar decisiones sin contradicciones de tiempo.
Teórico Enfoque lógico de los problemas, necesita integrar la experiencia de un marco teórico de referencia. Enfoca los problemas de forma vertical escalonada, por etapas lógicas. Tienden a ser perfeccionistas integran los hechos en teorías coherentes. Les gusta analizar y sintetizar. Son profundos en su sistema de pensamiento, a la hora de establecer principios, teorías y modelos. Para ellos si es lógico es bueno. Buscan la racionalidad y la objetividad huyendo de los subjetivo y lo ambiguo. Metódico

Lógico

Objetivo

Crítico

Estructurado Se caracteriza por la investigación de lógica y coherencia en la organización de las informaciones acumuladas. Se caracteriza por el gusto de el análisis y de la síntesis, un interés para las predicciones de base y los principios subyacentes, una valorización del racional y de la objetividad. Este gusto es estimulado cuando se trata de comprender y de explicar explorando de manera metódica las relaciones entre las ideas o estando confrontando a sistemas, modelos o teorías. Seguir un proceso sistemático es muy importante cuando los problemas son abordados.
Pragmático Su punto fuerte es la experimentación y la aplicación de ideas. Descubren el aspecto positivo de las nuevas ideas y aprovechan la primera oportunidad para experimentarlas. Les gusta actuar rápidamente y con seguridad con aquellas ideas y proyectos que les atraen. Tienden a ser impacientes cuando hay personas que teorizan. Pisan la tierra cuando hay que toma una decisión o resolver un problema. Su filosofía es “siempre se puede hacer mejor, si funciona es bueno”.
Experimentador

Práctico

Directo

Eficaz

Realista Se caracteriza por un interés para la puesta en aplicación de las ideas, teorías, técnicas, en el objetivo explicito de validar el funcionamiento. Se caracteriza también por una preferencia marcada para las soluciones realistas y prácticas, por el gusto de tomar decisiones útiles y de resolver problemas concretos. Contestar a una necesidad inmediata bien identificada, encontrar beneficios concretos, ver ventajas practicas son consideradas como dimensiones importantes del aprendizaje.






--------------------------------------------------------------------------------


Descripción de cada uno de los cuatro Estilos de Aprendizaje

¿Cómo orientar a las personas de acuerdo con sus estilos de aprendizaje?



Estilo Activo:
Preguntas clave para los Activos
- ¿Aprenderé algo nuevo, es decir, algo que no sabía o no podía hacer antes?
- ¿Habrá una amplia variedad de actividades diversas?
- ¿Encontraré algunos problemas y dificultades que signifique un reto para mí?
- ¿Habrá otras personas de mentalidad semejante a la mía con las que pueda dialogar?

Posibles dificultades para los alumnos que tengan predominancia alta en Estilo Activo
El aprendizaje resultará más difícil a estos alumnos cuando tenga que:
Exponer temas con mucha carga teórica: Explicar causas, antecedentes, etc.
Asimilar, analizar e interpretar muchos datos que no están claros.
Trabajar en solitario, leer, escribir o pensar solo.
Evaluar antemano lo que se va a aprender.
Hacer trabajos que exijan mucho detalle.
Estar pasivo: oír conferencias, monólogos, explicaciones de posiciones de cómo deben hacerse las cosas, etc.
Asimilar, analizar e interpretar gran cantidad de datos sin herencia.

¿Cómo aprenderán mejor los que tienen preferencia alto o muy alta en Estilo Activo?
Los que tienen preferencia alto o muy alta en Estilo Activo aprenderán mejor cuando pueda:
Intentar cosas nuevas, nuevas experiencias, nuevas oportunidades.
Competir en equipo.
Resolver problemas.
Representar roles.
Arriesgarse.
Encontrar personas de mentalidad semejante con las que pueden dialogar.
Poder realizar variedad de actividades diversas.

--------------------------------------------------------------------------------

Estilo Reflexivo:
Preguntas clave para los Reflexivos
- ¿Tendré tiempo suficiente para analizar, asimilar y preparar?
- ¿Habrá posibilidades de oír los puntos de vista de otras personas, preferiblemente personas de distintos enfoques y opiniones?
- ¿Me veré sometido a presión para actuar precipitadamente o improvisar?

Posibles dificultades para los alumnos que tengan predominancia alta en Estilo Reflexivo
El aprendizaje resulta más difícil a estos alumnos cuando tengan que:
Ocupar el primer plano.
Actuar de líder.
Presidir reuniones o debates.
Representar algún rol.
Participar en situaciones que requieran acción sin planificación.
Hacer algo sin previo aviso. Exponer una idea espontáneamente.
Verse obligado a pasar rápidamente de una actividad a otra.
Hacer un trabajo de forma superficial.

¿ Cómo aprenderán mejor los que tienen preferencia alto o muy alta en Estilo Reflexivo?
Los que tienen preferencia alta o muy alta en Estilo Reflexivo aprenderán mejor cuando puedan:
Observar.
Reflexionar sobre las actividades.
Intercambiar opiniones con otras personas con previo acuerdo.
Trabajar sin presiones ni plazos obligatorios.
Revisar lo aprendido, lo sucedido.
Investigar detenidamente.
Reunir información.
Sondear para llegar al fondo de la cuestión.
Pensar antes de actuar.
Asimilar antes de comentar.
Escuchar.
Observar a un grupo mientras trabaja.
Tener posibilidad de leer o preparar de antemano algo que le proporciones datos.
Tener tiempo suficiente para preparar, asimilar, considerar.
Tener posibilidad de oír los puntos de vista de otras personas, aún mejor, variedad de personas con diversidad de opiniones.



--------------------------------------------------------------------------------

Estilo Teórico:
Preguntas clave para los Teóricos
- ¿Habrá muchas oportunidades de preguntar?
- ¿Los objetivos y las actividades del programa revelan una estructura y finalidad clara?
- ¿Encontraré ideas y conceptos complejos capaces de enriquecerme?
- ¿Son sólidos y valiosos los conocimientos y métodos que van a utilizarse?

Posibles dificultades para los alumnos que tengan predominancia alta en Estilo Teórico
El aprendizaje resultará más difícil a estos alumnos cuando tenga que:
Verse obligados a hacer algo sin un contexto o finalidad clara.
Participar en actividades no estructuradas, de finalidad incierta o ambiguas.
Participar en temas abiertos.
Verse ante la confusión de métodos o técnicas alternativas o contradictorias sin poder explorarlos con detenimiento, por improvisación.
Considerar que el tema trivial, poco profunda o artificial.

¿ Cómo aprenderán mejor los que tienen preferencia alto o muy alta en Estilos Teóricos?
Los que tienen preferencia alta o muy alta en Estilos Teóricos aprenderán mejor cuando pueden:
Sentirse en situaciones estructuradas que tengan una finalidad clara.
Inscribir todos los datos en un sistema, modelo, concepto o teoría.
Tener tiempo para explorar metódicamente las asociaciones y las relaciones entre ideas, acontecimientos y situaciones.
Participar en una cesión de preguntas y respuestas.
Poner a prueba métodos y lógica que sean la base de algo.
Sentirse intelectualmente presionado.
Participar en situaciones complejas.
v Llegar a entender acontecimientos complicados.
Enseñar a personas exigentes que hacen preguntas interesantes.
Estar con personas de igual nivel conceptual.


--------------------------------------------------------------------------------

Estilo Pragmático:
Preguntas clave para los Pragmáticos
- ¿Habrá posibilidades de practicar y experimentar?
- ¿Habrá suficientes indicaciones prácticas y concretas?
- ¿Se abordarán problemas reales y me ayudarán a resolver algunos de mis problemas?

Posibles dificultades para los alumnos que tengan predominancia alta en Estilo Pragmático
El aprendizaje resultara más difícil a estos alumnos cuando tengan que:
Aprender lo que está distante de la realidad.
Aprender teorías y principios generales.
Trabajar sin instrucciones clareas sobre cómo hacerlo.
Comprobar que hay obstáculos burocráticos o personales para impedir la aplicación.

¿ Como aprenderán mejor los que tienen preferencia alta o muy alta en Estilo Pragmático?
Los que tienen preferencia alta o muy alta en Estilo Pragmático aprenderán mejor cuando puedan:
Aprender técnicas para hacer las cosas con ventajas prácticas evidentes.
Estar expuesto ante un modelo al que puede emular.
Elaborar planes de acción con un resultado evidente.
Dar indicaciones, sugerir atajos.
Tener la posibilidad de experimentar y practicar técnicas con asesoramiento o información de retorno de alguien experto.
Ver que hay un nexo evidente entre tema tratado y un problema u oportunidad que se presenta para aplicarlo.
Concentrarse en cuestiones prácticas.
Recibir muchas indicaciones prácticas y técnicas.
Ana María Cantú

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada